líneas

Líneas.

 

Escribo líneas.

 

Y mi teléfono roto, y mi yo en un huracán. Y vuelvo a coleccionar recuerdos, mientras escribo en un autobús que circula por una carrertera llena de baches.

 

Sin sentido metafórico, sino literal, la A66 está llena de baches. No es fácil escribir en esta situación. Los autobuses de Moga, son reducidos. Cual sardina en lata con un MacBook blanco sobre las piernas.

 

Analizo, como siempre. Me sigo dando miedo. Hoy cambiamos inseguridad por miedo. No puedo dejar de escuchar la lista de reproducción de música empalagosa.

 

Eso sí, al menos Marie ha hecho un buen descubrimiento musical. La pena es que el concierto es gratis, y es mañana en Salamanca.

 

Vuelven los baches, y seguimos en sentido literal. Reflexiones de autobús, en la noche, sin saber en que lugar estoy, la noche está demasiado cerrada como para saber en qué lugar estoy, como para ver como se acercan las montañas en el horizonte. De vez en cuando dos luces se Cruzan en sentido contrario.

Y llego a Guijuelo, estamos entrando en Guijuelo. Ese olor tan característico, procesamiento de grasas de cerdo. Y el botón de aire circulante presionado en el climatizador del coche.

Avanza el camino, Guijuelo también tiene baches. No sé si sera efecto, o no de la crisis. Y pasamos por la calle que me llevaba a la oficina de practicas. Cajero simpático.

Y se para, se baja gente, a Béjar solo seguimos la mitad. Y otra vez, todo oscuro, la noche sigue cerrada. Y los acordes de Gastelo siguen taladrando mis tímpanos.

Al menos, se empieza a sentir la presencia de montañas. Es agradable, es algo que se echa de menos. No puedes poner a alguien de montaña a vivir en una llanura y pretender que esté a gusto. Es una conclusión a la que hemos llegado todos los bejaranos exiliados en Charrajevo.

Bejaranos que somos bejaranos, y nos gusta nuestro pueblo. No el mítico pro-capital.

            “Béjar Capital, Salamanca Sucursal”

Al fin y al cabo, las llanuras nos dan claustrofobia. Realmente, los grandes espacios abiertos, desde abajo, nos dan claustrofobia. Si quieres un gran campo de visión, sube a un monte, si quieres refugiarte, piérdete en un bosque.

Al menos, ahora, hasta casa es todo autovía. Y tengo ganas de que el autobús empiece a inclinarse hacia atrás, síntoma de subida de puerto de montaña, y ver desde arriba todo encajado, entre montañas

Anuncios

0 Responses to “líneas”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Día a día

febrero 2009
L M X J V S D
    Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

A %d blogueros les gusta esto: