Caminando

Llevo un rato intentando buscar el sentido de algunas cosas.

Está curioso. Todavía mi lado racional no alcanza a entender porqué he hecho este recorrido, en vez del recorrido habitual para regresar a casa, mucho más corto, mucho más directo. 

Ventajas de este recorrido. Que pasas junto al Kebab, y puedes comprar un dürum para cenar, que no te terminarás. Otra cosa que escapa a mi sentido de la razón. He comido medio dürum y estoy lleno, a pesar de sólo haber comido ensalada.

¿Hay otras ventajas añadidas para hacer este recorrido? Supongo, creo que sí.

En fin, cosas que se escapan a mi sentido de la lógica. Pasar por una calle llena de yonkis a las 10 de la noche nunca es recomendable. Pero ¿vale la pena? Supongo, creo que sí.

Al fin y al cabo, todo vale la pena, y como siempre digo, detrás de cada acto, detrás de cada decisión que tomamos hay detrás una ganancia. De forma intrínseca, o extrínseca, de alguna forma u otra, siempre existe una ganancia. Una placa más en la garganta tiene una ganancia, de una forma u otra. 

Y esto no es más que uno de los principios de la microeconomía.  Tenemos funciones de utilidad, y siempre intentamos alcanzar la que se sitúa más a la derecha de nuestra reestricción presupuestaria.

mapa-curvas-indiferenciaEn el caso del ejemplo gráfico, la función típica Coob-Douglas, con su exponencial de suma 1. Fácil de maximizar a través de logaritmos neperianos. (Para que luego digan que no sabemos matemáticas)

Ya estoy, otra vez, tratando de explicar todo a través de la economía, bueno, concretamente de la microeconomía. Esto supera con creces el haber leído el Freakonomics y reírme tanto de las cosas que dice este libro, y asumir que tienen razón.

Como dirían en casa, lo mío ya alcanza niveles de deformación profesional.

Además, hay un grupo de economistas que empiezan a asumir que el ser humano no es racional por naturaleza, y no en todas las decisiones que tomamos hay detrás una maximización de las ganancias. No sé hasta que punto esto es cierto. Lo dudo, ahora, el que no es racional, ahí no les quito razón, el ser humano NO ES RACIONAL por naturaleza. Y al asumir esto, estoy tirando a la basura toda la teoría económica que sé hasta el momento.

Por suerte, ya es demasiado tarde como para asumir que todo lo que estudio está basado en la mentira de la racionalidad, ya es tarde para cambiar de carrera y estudiar algo que tenga unas bases sólidas. A estas alturas, no me queda otra que terminar. Terminar e intentar reparar lo que creo que está mal, al menos, para poder creerme lo que digo. 

Reflexiones de microeconomía, tras empacharme a dürum, y tener la boca llena de chicles en mi intento de dejar de fumar. 

Eso sí, con una idea clara. Cansado de los axiomas, de las verdades que no necesitan demostración. El decir que el ser humano es racional es un axioma que se cae por su propio peso. Es insostenible, es estúpido desarrollar toda una ciencia en base a eso.

Es estúpido decir que la racionalidad es limitada, actualmente limitada debido al exceso de información que no somos capaces de asimilar.

Lo lógico es defender la irracionalidad de los individuos. Si yo fuera racional, habría ido por el camino corto; si yo fuera racional no habría actuado como hace una semana y 4 días; si yo fuera racional, no pensaría tanto.

Y no, no soy racional. Este axioma se cae por su propio peso. ¿O es que acaso no soy humano?

Lo dudo, si me caigo me duele, si me corto, sangro, y si no actúo bien me frustro. Pierdo dinero, gasto más dinero del que debería, tropiezo con la misma piedra una y otra vez. Ni siquiera la teoría del aprendizaje es válida conmigo, no es valida con nadie. Un hamster demuestra más racionalidad que los seres humanos al electrocutarse al coger una pipa.

hamster-video-game-maze

Siguiendo con la metáfora del hamster, somos tan estúpidos que nos electrocutamos infinitas veces, en aras de satisfacer unas necesidades, que hemos creado. Unas necesidades que ha creado nuestro exceso de raciocinio

El hamster aprenderá que es mejor coger el maíz en vez de la pipa, al fin y al cabo, es comida igualmente. Yo necesito una pipa, y yo me electrocuto, una y otra vez.

Eso sí, algún día me haré con la pipa, sólo espero, no acabar con los pelos de punta. Bueno, no, porque en un acto de irracionalidad me he afeitado la cabeza.

De puro racionales, somos irracionales, somos estúpidos.

Anuncios

0 Responses to “Caminando”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: