De como relajarse entre biblioteca y clase

Con las manos llenas de grasa por haber arreglado la bicicleta, un dolor de cabeza impresionante y sin un gelocatil bebible en la mochila, me pongo a descansar 10 minutos, tirado en el cesped del campus.

 

foto-108

¿Yoga? ¿Meditación?

Una mierda pinchada en un palo. Esto está lleno de polen de gramíneas, la nariz ahora mismo me va a estallar, y para más inri hace una brisita fría de narices.

Día completo… feliz primavera a todos…

Anuncios

2 Responses to “De como relajarse entre biblioteca y clase”


  1. 1 Sergio 24 marzo 2009 en 18:11

    Ah! Pero ya sabes cuál es la solución para eso, Dani!
    “¡¡Que llueva, que llueva!!”…
    (bueno…eso y clinex… en mi caso muuchos clinex… y Xazal!!)

    Y si no tienes… piensa que al menos ya tienes de nuevo una bici que ropmer… digo usar.

  2. 2 Daniel 24 marzo 2009 en 18:27

    Es tan relativo lo de la bici… he hecho un apaño para poder usarla, pero los frenos traseros no es que sean del todo “operativos”… la semana que viene me tocará comprar un cable nuevo, un unas zapatas nuevas, porque así me voy acabar matando…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: