Y a mi me sangra la nariz…

La sangre cae, lentamente, y se frena al llevar a mis labios. Sigue cayendo, y se filtra, entre mis labios. 

Noto el sabor, salado, característico de la sangre. Está caliente, y se filtra entre mis labios. Debería limpiarme, pero no quiero, prefiero mantenerme en ese estado inerte, creo que ya no soy tan simple como una ameba, pero me aferro a la idea, y me mantengo estático, sin hacer nada.

Pasa el tiempo, y la sangre comienza a secarse. Sé que será molesto despegar esa capa rojo oscuro, y puede que arranque algún pelo naranja de mi barba.

Yo me siento culpable, hay cosas que no se deben mezclar. Todo es mi culpa, y encima se disculpan conmigo. Bastante hipócrita por mi parte. Creo que en mi escala personal, he alcanzado el nivel de imbécil. 

Toda la culpa es mía, y de nadie más.

Pero mi nariz ya dejó de sangrar, la sangre ya secó. Me gustaría correr un estúpido velo, pero no sé.

Anuncios

1 Response to “Y a mi me sangra la nariz…”


  1. 1 Dita 12 abril 2009 en 23:23

    mientras no sea en la tarima ni en el sofá beige….

    😉
    your landlady


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: