Archive Page 2

Aburrido

Mi reino por un trabajo

Y así me he despertado hoy. Parecía una pesadilla, ya tenía el título bajo el brazo (bueno, prácticamente ya está bajo mi brazo), y pasaban los días. Y lo más triste, no pasaba nada.

Normalmente, sobre el 15 de agosto, yo ya estaría en Salamanca, estudiando para las de septiembre. Y según terminaran las de septiembre, matrícula y comenzar nuevo curso.

Como todos los años, promesas falsas de “hoy estudio desde el primer día y lo voy a llevar todo al día”. Bueno, este curso sí cumplí la promesa. Claro, así estoy yo, licenciado, y sin saber que hacer.

Es decir, que lo que era mi rutina habitual, desaparecida.

Debería haber comenzado a ser consciente de esto cuando vacié el piso de Salamanca, bueno realmente era consciente, pero no tan consciente como debiera haber sido.

Y claro, así estamos, que pasan los días sin novedad, y uno se inscribe en toda oferta de empleo que ve on-line.

Si al menos tuviera la certeza de que lo del ICEX va a salir, pero eso es algo incierto, que si sale, ya veremos lo que hacemos al respecto.

Delirio Mental Icexiano

Está claro que tengo buen nivel de inglés, no debería suspender el examen de inglés, y el comentario de texto lo bordaste. El tema es, y si no bordo la entrevista, ya… pero es sólo una entrevista. Agh! Y elegir un traje, espera si sólo tengo un traje, si pero es de lana, y no veas que calor… Y luego el máster… y encima he dejado de fumar, necesito otro chupachups.

Así estoy, dejando de fumar, y sin nada que hacer. Mala combinación. Mañana me volveré a apuntar al gimnasio, con la esperanza, de tener que dejarlo, porque me voy de este pueblo, a trabajar a algún lado del ancho mundo, pero de momento, a seguir en job&talent, a seguir en infojobs, a seguir en las páginas de Careers de toda multinacional que se tercie, y de paso, a no perder los nervios.

Nota adicional: Pasar de una ciudad como Salamanca a un pueblo de 13.000 habitantes, y que tus amigos se marchen a Salamanca/Madrid a terminar sus licenciaturas, cuanto menos, es desquiciante.

Ya, el hogar familiar, sí, claro… tiempo máximo 3 meses, y ya vamos a por los 3 meses y una semana. La locura se avecina.

Summer Time

Llegó el verano y me despedí de Salamanca como ciudad de adopción, a pesar que las fachadas de piedra dorada me vieran nacer.

Y me volví a establecer en Béjar, aunque sabiendo que es de forma temporal. Pero al menos, la inestabilidad percibida de los primeros días se va disipando, y la rutina, más o menos se va asentando.

No es que sea una persona aburrida, ni mucho menos, pero cierto es que la inestabilidad sobre mi futuro sí me causaba ansiedad, y la rutina, y el hecho de ver, como más o menos me dirijo de forma clara a un camino u otro, ayudan a calmar la fiera que llevo dentro, y ayudan a avivar mis ansias de vivir.

Claro, la idea del MBA en Bruselas va tomando forma poco a poco, las becas de internacionalización, aunque las veo lejanas, también van tomando forma.

De hecho, a veces, ahora mismo, tengo esa sensación de poderlo todo, pero sólo a veces, ya sabemos que tengo que controlar mi ego, los genes argentinos deben ser controlados.

Eso sí, la mediocridad la sigo viendo por todas partes. De hecho, recordar algunas cosas sobre el ICEX, o sobre los MBA hace que venga a mi cabeza ciertos hechos.

Yo, en las pruebas de selección. No hay problema, además iba con dos amigos de Salamanca. Y llego a mi aula, y me veo a una chica de clase, que no veía hacía tiempo. Estamos de cháchara, y entonces aparece ÉL.

ÉL es el moderno de turno, alternativo, que se ha pasado toda la carrera pidiendo apuntes, y no se los prestas, pero insiste.

Y claro está, te pregunta en modo inquisidor, al más puro estilo de Tomás de Torquemada.

¿Pero tú qué haces aquí? ¿Por qué vienes aquí?

La respuesta, creo que era obvia.

A lo mismo que tú, supongo.

Claro, uno piensa, en añadir eso de:

Verás, es que, a pesar de no haber pedido la beca erasmus, y haberme marchado a Italia a aprobar tercero por la patilla, como hiciste tú, también tengo derecho de hacer cosas alternativas.

De hecho, esto del ICEX no es que me parezca una cosa tan alternativa.

Pero a pesar de que todos mis amigos sean unos frikis, o sean los empollones de clase, y no ir habitualmente a los bares más underground de Salamanca, donde Manolo Escobar es lo último, porque no lo ponen en ningún lado, creo que tengo derecho a hacer el examen.

Aunque repito, creo que lo del ICEX no me parece la más moderna de las ideas.

Uno se lo guarda, porque por suerte, la educación es algo que no se debe perder nunca bajo ningún concepto, pero pensarlo, vamos que si lo pensé.

Lo más gracioso, es que en la pausa viene a hablar otra vez. “Cortesía Daniel, cortesía…”

Y uno dice esto, en un punto de la conversación. (El resto de las partes son dignas de omisión, el tiempo, el clima y demás temas)

Bueno, en caso de que esto no me salga, marcharía en septiembre a hacer un MBA en Bruselas.

Y entonces ver un brillo en sus ojos, y un resurgir en su alma. De nuevo, Tomás de Torquemada estaba apareciendo, entre una llamarada, y un montón de preguntas.

¿Y por qué te vas? ¿Cómo es qué te vas? Tu no deberías tener derecho a irte, deberías quedarte en tu pueblo pudriéndote.

No tiene sentido que vayas.

Bueno, la verdad que hacer un MBA me parece una tontería, porque después de estudiar ADE, ya es hacer otra vez lo mismo.

En ese momento, pensé que si todo fuera como un cómic, probablemente le hubiera incrustado la cara en la máquina de chocolatinas aledaña. Pero eso está más, y mis padres me implantaron algo de moral.

Así, que hice lo de: “Bueno, no sé a mi me parece una buena opción.”

Lo más gracioso es que dos semanas después de esto, leo en Facebook…

Admitido en el IE

IE: Instituto de Empresa, centro que sólo ofrece Masters y demás cosas, entre ellos, destacable el MBA.

Increíble, pero cierto.

Escribo a diario

Aunque no lo hayamos hecho nunca, ahora mismo desearía volver a dar vueltas bajo la lluvia, mientras me sangra la nariz, y quedo completamente calado, saltando en charcos, sin botas de goma.

Residencia habitual: Béjar

Y pasamos a una nueva etapa de mi vida. En un simple pestañeo han pasado miles de cosas, y vuelvo a casa.

Sé que de modo temporal, pero vuelvo a casa, con cajas de cosas, y cofres de recuerdos, pues, al fin y al cabo, los tesoros siempre se almacenan en cofres.

Después de 2 años en San Vicente, y otros cuatro en Escuelas Viejas, soy consciente de lo que cuesta dar ese paso. Pasamos de la adolescencia, y llegamos a la universidad, sin darnos cuesta.

Pero cuando la universidad se acaba, ya somos conscientes de lo que somos, de lo que hay, de que existimos.

Y nos aferramos a todo, no tenemos ganas de dejar aquello. Pero de golpe, te ves, cerrando la puerta de casa, dejando tus llaves dentro.

No ha sido porque las hayas olvidado, ya no es tu casa.

Se acabó eso de tener dos casas, estás sólo, frente al mundo.

No mires a los ojos de la gente…

… me dan miedo, siempre mienten.
No salgas a la calle cuando hay gente,
¿Y si no vuelves, y si te pierdes?

No salgas a la calle cuando hay gente
¿Y si no vuelves, y si te pierdes?

Aquí estoy, con una bonita canción para una tarde lluviosa, mientras la niebla sube del Tormes, hacia el cielo, augurio de una tormenta.

Y una brisa se cuela por mi ventana, moviendo algunos apuntes, y esparciendo algo de ceniza por la mesa. Otra taza de té más, y perderé los nervios, mucho menos hablar de café.

Es lo que tiene, estar estudiando “Técnicas de Análisis Multivariante”.

Otra brisa se cuela en mi habitación, cuando vuelve a sonar aquello de:

… Escóndete en el cuarto de los huéspedes
todo está a oscuras, no pueden verte.

Seguro que en la calle ahora habrá gente,
alguien te busca, alguien lo siente…

De nuevo, otro soplo entra, mientras caen las primeras gotas de agua. Mis pelos se ponen de punta, y mi corazón se encoge con esta canción.

Comienza a oler a tierra mojada. Millones de gotas están cayendo del cielo, la aceleración les da esa forma, y se deforman al caer al suelo.

Ahora las calles, se van vaciando de gente, y el olor a tierra mojada se intensifica.

Mientras, bajo mi tejado, la canción se repite una y otra vez. Disfrutando del consejo que dan, y pensando en hacer caso omiso a éste.

Sólo pienso en salir a la calle, y ponerme debajo de la lluvia, y notar mi vello se eriza al notar el agua fría.

Al fin y al cabo, hacer caso a esta canción, es agorafobia.

Decisiones arriesgadas…

No sé si será del delirio asociado a los exámenes, de los excesos de las clases de inglés, o la falta de sueño provocada por los intangibles (la semana que viene será por las técnicas experimentales de investigación comercial), pero uno al final acaba tomando decisiones arriesgadas.

Claro, a cualquiera que se lo diga, obviamente contestará con un:

Como una cabra, Dani, como una auténtica cabra

De hecho me parece una respuesta digna de mi hermana, voz de la sabiduría en el mundo empresarial.

La primera, irme a hablar con mi profesora de econometría, para pedirle una carta de recomendación. Objetivo, entrar en un Máster, del modo más económico posible. Aunque claro, bien pensado, es casi la mejor referencia que puedo conseguir en la facultad, aunque la más difícil de todas. Aún así, tengo que pasarme por el despacho, a rematar lo de la carta, así que esto está conseguido.

De momento, el principio de rentabilidad-riesgo se cumple, asumimos un gran riesgo, obtenemos una gran rentabilidad.

Riesgo asumido: Miedo por acabar con la moral a la altura del betún, de que no me de la carta, y pensar que no me merezco hacer un MBA.

Rentabilidad obtenida: Una carta de recomendación.

Es lo que tiene, que o bien acabas con la moral por los suelos, o acabas bien. Por suerte fue lo primero, aunque claro, sus horas de estudio me costó.

La otra cosa que me ha dado por hacer, es adjuntar el blog a mi CV. Esto sí que es arriesgado, porque puede tener funestas consecuencias.

Claro, uno se pone a darle vueltas a la cabeza, y piensa en que bueno. Vale, está bien por un lado, uno tiene una visión abierta de sí mismo, y se lo enseña a la empresa.

Pero el tema es que el de recursos humanos no tenga el mimo tipo de humor que yo, ya que esto hace tiempo que dejó de ser un blog especializado. Al fin y al cabo, últimamente hay muchos economistas con ganas de escribir, así que prefiero nutrirme, y guardar mi opinión sobre estos temas para mi, y compartirla con quien crea oportuno.

Por desgracia, política y economía últimamente van dadas de la mano, cuando no debería ser así. Y lo mejor, es que si dices eso, te tachan de inculto, o de no ir con los tiempos que corren.

El tema es que, como esto ya es un blog personal, puede que me tenga que preparar unas oposiciones, porque como los de RR.HH. sólo saquen cosas malas, mal vamos.

Aunque claro, eso ya se verá, yo de momento me he inscrito en una oferta de infojobs… (HOLA! POSIBLE ENCARGADO DE RR.HH. ¡SOY BUENO! TENGO GANAS DE TRABAJAR, HOLA HOLA HOLA!!!) a ver que pasa, que aunque el Master esté en mente, hay que llamar a otras puertas, a ver que pasa.

Milk Crisis

Milk Crisis, o Crisis de la Leche: [Sit.] Dícese de situación en la cual un estudiante estándar toma demasiado café, mientras pretende pasar una jornada de 12 horas en la biblioteca.

Fuente: Yo mismo

Fig. 1

Obsérvese en la figura 1, como nuestro sujeto experimental Dichoso Autómata Nacido Involucrado con la causa, de ahora en adelante DANI, se enfrente, en una perfectas condiciones de seguridad, y homogeneidad a un test de laboratorio.

Enfrentamos a DANI a uno documentos de amena lectura. Contabilización de intangibles, concretamente, y las normas del IASB relacionadas con esta labor.

Así mismo ponemos a disposición del sujeto 2 tazas de café.

El resultado es el esperado: Pretérito Unido Mágico, o PUM. En la cabeza del sujeto comienza a volar un universo de fantasía, referido a tiempos pasados, pero en una dimensión paralela a la nuestra.

Gracias al lector de actividad cerebral, hemos podido obtener la siguiente imagen:

Fig. 2

En la figura 2 nuestro DANI ha sido transportado a un mundo de (H)ADAS y (H)ADOS, presuntamente todos Licenciados en Administración y Dirección de Empresas, ADE.

A pesar de estar en un universo paralelo, nuestro sujeto cree que se trata de la más pura realidad, y por lo tanto entra en crisis. Concretamente una MILK CRISIS, o Crisis de la Leche.

A nadie le gustaría, en los tiempos que corren, tener alas de moscardón e ir saltando de hoja en hoja. Por suerte un Android, hace casi lo mismo que un hada, sólo que es táctil.

Y DANI es capaz de salir de su estado de PUM, pero aún creyendo que es la realidad, vemos esta situación reflejada en su cerebro:

Fig. 3

Claro, DANI es educado. Obviamente, muchos valores Celestiales le han sido inculcados, de modo que no puede montar el numerito en la biblioteca, así que sólo se repite a sí mismo:

Uno dos y tres, yo me calmaré, todos lo veréis

Tal y como vemos en la figura 3. De modo, que al final, el sujeto, acaba enviando un mail a sus hermanos, y padres, y obtiene respuesta de su hermana mayor, diciendo que pasa por una situación parecida, sólo que en inglés.

Fig. 4

Claro, DANI empieza a imaginar, como será una situación parecida, sólo que esta vez más femenina. Y eso sí, ante todo, en Inglés, claro, es lo que tiene tener una familia esparcida por el globo terráqueo (Bendito Skype…)

Fig. 5

Y obtenemos un claro:

One, two and three, I calm down, everyone will see

En resumen, si vas a la biblioteca, no tomes más de dos tazas de café, una y media es el límite.


Día a día

julio 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31